Programa del gobierno federal permite que más de 200.000 extranjeros ilegales crucen la frontera en avión

Compartir en...
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email

No todos los extranjeros ilegales ingresan a EEUU por la frontera sur o norte, según el Centro de Estudios de Inmigración.

Durante el año pasado, “más de 200.000 personas de cuatro países” utilizaron un programa de libertad condicional en vuelo directo para ingresar ilegalmente a EEUU, dice Todd Bensman, investigador principal de seguridad nacional en el grupo de expertos con sede en Washington dedicado a investigar cuestiones de inmigración.

Esos 221.456 extranjeros ilegales son de Haití, Venezuela, Cuba y Nicaragua, escribe Bensman en un informe publicado el jueves.

A través de una solicitud de la Ley de Libertad de Información, o FOIA, dice Bensman, se enteró del programa de libertad condicional de la aplicación móvil “CBP One” del gobierno federal, que “permite a extranjeros inadmisibles programar una cita para volar directamente a aeropuertos en el interior de los EEUU, evitando la frontera por completo”.

La administración Biden presentó la aplicación móvil CBP One a los extranjeros ilegales como una forma de programar una cita en un puerto de entrada y obtener permiso para ingresar al interior de los EEUU. (El acrónimo CBP se refiere a Aduanas y Protección Fronteriza de EEUU, una agencia dentro del Departamento de Seguridad Nacional).

El presidente Joe Biden dijo que el programa era parte de un esfuerzo por crear “vías legales” para que los extranjeros ilegales ingresen al país y soliciten asilo. Los cruces fronterizos ilegales entre los puertos de entrada en la frontera sur parecieron disminuir en junio a medida que más extranjeros ilegales se presentaron en un puerto de entrada.

Pero, según las conclusiones de Bensman, los inmigrantes también se presentan en los puertos del interior del país.

Uno de los nuevos programas de recanalización “menos notados, misteriosos y potencialmente más controvertidos” que utiliza la aplicación CBP One permite a los migrantes tomar vuelos comerciales de pasajeros desde países extranjeros directamente a las ciudades estadounidenses de su elección, volando directamente sobre la frontera, y incluso sobre México”, escribe Bensman en el informe del Centro de Estudios de Inmigración titulado “Nuevos registros: Biden DHS ha aprobado cientos de miles de migrantes para vuelos extranjeros secretos directamente a aeropuertos de EEUU”.

A través de la aplicación CBP One, “cubanos, venezolanos, nicaragüenses, haitianos y colombianos… [pueden] solicitar ‘autorizaciones de viaje anticipadas’”, escribe Bensman, y luego volar “directamente a los aeropuertos de EEUU, donde los funcionarios de aduanas de EEUU los permiten ingresar al país, sin ser vistos y en cantidades públicamente desconocidas”.

Los documentos obtenidos por el Centro de Estudios de Inmigración, agrega, muestran que “entre finales de octubre de 2022 y mediados de septiembre de 2023, la administración aprobó a un total de 221.456 venezolanos, haitianos, cubanos y nicaragüenses para la ‘modalidad de viaje: aéreo’ hacia – todavía -puertos interiores de EEUU no especificados”.

Los inmigrantes ilegales deben pagar su propio vuelo a los EEUU.

Los detalles del programa de vuelos de la administración Biden para extranjeros ilegales se conocen cuando los encuentros de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EEUU con inmigrantes ilegales a lo largo de la frontera de EEUU con México se acercan a niveles récord y la administración está otorgando a los inmigrantes de Venezuela un “estatus de protección temporal”.

El cambio protege a cientos de miles de venezolanos de la deportación si estaban en EEUU ilegalmente antes del 31 de julio, y facilita que esos inmigrantes ilegales obtengan permisos de trabajo en EEUU.

“El estatus de protección temporal brinda a las personas que ya se encuentran en EEUU protección contra la expulsión cuando las condiciones en su país de origen impiden su regreso seguro”, dijo el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, en una declaración escrita.

La administración Biden les está “otorgando la protección que brinda la ley”, dijo Mayorkas. “Sin embargo, es fundamental que los venezolanos comprendan que aquellos que llegaron aquí después del 31 de julio de 2023 no son elegibles para dicha protección y, en cambio, serán expulsados ​​cuando se determine que no tienen una base legal para quedarse”.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EEUU ha informado haber encontrado más de 460.000 extranjeros ilegales de Venezuela en las fronteras de EEUU desde que comenzó la presidencia de Biden el 20 de enero de 2021.