Las líneas defensivas rusas son más fuertes de lo que Occidente esperaba, admite el jefe de defensa británico

Compartir en...
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email

Las defensas rusas en Ucrania han sido más fuertes de lo que Occidente esperaba, admitió el jefe de las fuerzas armadas británicas.

El almirante Sir Tony Radakin, jefe del Estado Mayor de la Defensa, sugirió que tal vez sea necesario “ajustar” las expectativas sobre lo que Kiev puede lograr en el corto plazo después de que la contraofensiva no lograra el avance decisivo que muchos esperaban a principios del verano.

Radakin acompañó a Grant Shapps, el secretario de Defensa, a Ucrania. Fue la primera visita de Shapps a Kiev desde que reemplazó a Ben Wallace a principios del mes de septiembre.

El viaje fue una oportunidad para que Shapps se reuniera tanto con el presidente Zelensky como con Rustem Umerov, el nuevo secretario de Defensa de Ucrania. Umerov reemplazó a Oleksii Reznikov a principios de este año después de que el ejército se viera envuelto en una serie de escándalos de corrupción.

Zelensky dijo que estaba “profundamente agradecido” por las armas británicas, incluidos los misiles de largo alcance Storm Shadow que se utilizaron recientemente para atacar bases rusas en Crimea. Shapps dijo que el Reino Unido continuaría “hombro con hombro” con Ucrania.

Umerov dijo que discutió con Shapps la necesidad de sistemas de defensa aérea, artillería y anti-drones. “Se acerca el invierno pero estamos preparados. Juntos somos más fuertes”, dijo Umerov en Twitter/X.

El ejército ucraniano ha logrado avances limitados en su contraofensiva hasta el momento, capturando varias aldeas en la línea del frente. Pero los densos campos minados, considerados por algunos como los más grandes del mundo, han frustrado en gran medida los intentos de Kiev de utilizar tanques y vehículos blindados occidentales para atravesar las defensas rusas. Los zapadores ucranianos se han visto obligados a desactivar las minas a mano y las brigadas de asalto han tenido que recuperar el territorio trinchera por trinchera.

Es probable que la lluvia y el clima más frío de los próximos meses detengan aún más los intentos de Ucrania de penetrar las líneas defensivas rusas, que se extienden 900 millas a lo largo del sur y el este del país.

Hablando en War on the Rocks, un podcast estadounidense, Radakin dijo que Occidente debía tener “mucho cuidado de no apresurarse a hacer juicios fáciles” sobre la contraofensiva y descartó la idea de una “línea de tiempo dorada”.

“Ésta es una guerra visceral en la que se ajustan el tiempo y los logros. Lo que estamos viendo es una Ucrania adaptándose a algunas duras defensas rusas, pero que tiene la iniciativa y está avanzando y avanzando”, dijo.

Radakin sugirió que la guerra podría prolongarse durante algún tiempo y advirtió que la capacidad de Ucrania para ganar la guerra dependía de que pudiera sobrevivir a Rusia. “Es el ejército el que gana las batallas, pero es la economía y la sostenibilidad lo que tiende a ganar las guerras”, dijo.

Radakin sugirió que los generales de Kiev se vieron obstaculizados por la amplia variedad de vehículos operados por el ejército ucraniano y la falta de entrenamiento de sus soldados mientras reflexionaba sobre por qué la contraofensiva no había avanzado a un ritmo similar al de los avances alrededor de Kharkiv y Kherson.

“Cuando miras el inicio de la contraofensiva, hubo momentos en los que Ucrania quería asegurarse un poco más de equipo, más municiones, pero luego tuvo un mal tiempo y eso lo afectó. Luego has hecho algunos juegos de guerra y has hecho evaluaciones sobre Rusia y luego, en realidad, algunas de esas defensas rusas han sido más fuertes de lo que se anticipó inicialmente.

“Creo que si estás en Kiev y cuando hablas con el general Zaluzhny [jefe de las fuerzas armadas ucranianas], él tiene esta flota de equipos, algunos de ellos exsoviéticos, otros de todo el mundo. y luego su fuerza no es una fuerza de soldados profesionales, es un ejército ciudadano. Entonces, ¿Cómo se puede conseguir que un ejército ciudadano luche como lo hace Ucrania para superar las defensas rusas?. Hay un elemento de humildad y de tranquilidad en eso”.

Radakin instó a los políticos occidentales a no medir el éxito de la contraofensiva en términos de ganancias incrementales e insistió en que Rusia había fracasado en sus objetivos generales.

«Corremos el peligro de informar a nuestros líderes diaria y semanalmente del número de kilómetros que Ucrania ha recorrido», afirmó. «Pasamos por alto el hecho de que los objetivos de Rusia han sido un fracaso total».