Tesla de Elon Musk vendió el 75% de sus tenencias de Bitcoin entre abril y junio de 2022

Compartir en...
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email

Tesla vendió tres cuartas partes de sus tenencias de bitcoins, dijo el miércoles el fabricante de automóviles dirigido por Elon Musk.

Las ventas se realizaron de abril a junio de 2022, según el informe de ganancias de la compañía del miércoles.

“Al final del segundo trimestre, hemos convertido aproximadamente el 75% de nuestras compras de Bitcoin en moneda fiduciaria”, escribió Tesla.

Las conversiones agregaron U$S 936 millones en efectivo al balance de Tesla. 

Tesla también señaló que su rentabilidad se vio afectada debido a sus tenencias de bitcoins cuando el mercado de criptomonedas colapsó en el segundo trimestre, aunque no está claro exactamente cuánto dinero perdió la compañía.

En una entrevista de la CNBC el lunes, el analista de Barclays, Brian Johnson, predijo que Tesla sufriría un deterioro de Bitcoins de hasta U$S 460 millones.

Bitcoin se desplomó alrededor del 3%, de aproximadamente U$S 23,750 a U$S 23,025 en los minutos posteriores a la publicación del informe de ganancias de Tesla.

Mientras tanto, las acciones de Tesla subieron un 1,5% a 742,50 dólares en operaciones posteriores al cierre.

Tesla compró USD 1500 millones en bitcoins en enero de 2021 y comenzó a aceptar la criptomoneda como pago por vehículos en marzo de ese año. La compañía dejó de aceptar bitcoins en mayo debido a preocupaciones sobre el uso de combustibles fósiles en la criptominería y no ha vuelto a hacerlo.

En otra parte de la publicación de ganancias de Tesla del miércoles, la compañía informó un aumento en las ganancias trimestrales debido a que una serie de aumentos de precios en sus vehículos más vendidos ayudaron a compensar los desafíos de producción.

Los ingresos totales cayeron a U$S 16,93 mil millones en el segundo trimestre desde U$S 18,76 mil millones un año antes, poniendo fin a la racha de la compañía de registrar ingresos récord en los últimos trimestres, mientras luchaba por satisfacer la demanda de sus autos eléctricos debido al cierre de su fábrica de Shanghái y los desafíos de producción en plantas nuevas.

Los analistas esperaban ingresos de 17.100 millones de dólares, según datos de IBES de Refinitiv.