INFLACION disparada en Alemania

Compartir en...
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email

Los precios mayoristas en Alemania aumentaron 13,2% interanual en septiembre, la mayor suba desde 1974, a causa del alza en el valor de los suministros, según informó hoy la Oficina Federal de Estadística alemana (Destatis).
De esta forma, los precios al por mayor continúan en tendencia alcista en la principal economía europea: en agosto, la suba había sido del 12,3% y en julio del 11,3%, de acuerdo con datos recopilados por la agencia DPASi se compara con el mes anterior, los precios en septiembre se incrementaron en un 0,8%, frente al 0,5% intermensual registrado en agosto.
Los aumentos (los mayores desde junio de 1974 en plena crisis del petróleo) se deben, de acuerdo con Destatis, a la fuerte suba de precios de muchas materias primas y productos intermedios, además del arrastre al comparar con meses de 2020 cuyos precios son comparativamente bajos.
Estas subas son trasladadas, en parte, al consumidor: la inflación minorista registró un alza de 4,1% en septiembre, el mayor incremento desde fines de 1993.
Uno de los bienes que está empujando al alza los precios es la energía que se situó 14% por encima de hace un año. Por su parte, los alimentos (cuyos commodities se acercan a máximos en 10 años, de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) lo hicieron en un 5%, ambos por encima de la inflación general.
La inflación junto con los problemas en los suministros, está afectando tanto a las exportaciones como a la confianza entre los inversores alemanes.
Destatis reportó el viernes último que las exportaciones cayeron por primera vez desde mayo de 2020, debido a la escasez de materiales, que afectaron en particular a la ingeniería mecánica y la producción de automóviles.
Por su parte, de acuerdo con la encuesta mensual del Instituto ZEW publicada hoy, la confianza entre los inversores alemanes cayó por quinto mes consecutivos alcanzando mínimos desde el comienzo de la pandemia de coronavirus.
La caída durante ese mes se debe a los persistentes “retrasos en los materiales y los productos intermedios”, señaló el presidente del ZEW Achim Wambach.