Ghislaine Maxwell se negó a entregar información sobre su conexión con la Fundación Clinton

Compartir en...
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email

Aunque hasta ahora se han centrado en el comportamiento criminal tanto de Epstein como de Maxwell, documentos recientemente publicados han comenzado a arrojar luz sobre asociados que pueden haber estado al tanto de los crímenes del financiero.

Los últimos documentos mencionaron a la ex modelo polaca Adriana Ross, quien fue nombrada co-conspiradora no acusada en el acuerdo de no procesamiento de Epstein de 2008, y alegaron que ella había sido quien retiró las computadoras de la casa de Epstein en Palm Beach antes de que llegara el FBI para registrar la casa.

Otro documento reveló que durante la fase de descubrimiento de la demanda, Giuffre había solicitado comunicaciones entre Maxwell y poco más de una docena de “testigos específicos”, entre ellos el ex presidente Bill Clinton y la ex primera dama Hillary Clinton.

Según se informa, Maxwell también se negó a cumplir cuando recibió una solicitud de descubrimiento de documentos relacionados con cualquier conexión que tuviera con la Fundación Clinton, específicamente en un esfuerzo por determinar si estaba recibiendo algún financiamiento de la Fundación Clinton que pudiera “proporcionar un motivo claro para sesgar el testimonio sobre este tema”.

Trump, según un testigo, nunca se quedó en la casa de Epstein y ni siquiera se sentó en la mesa principal con Epstein y otros invitados, prefiriendo comer en la cocina con el personal.

Otro testigo informó haber visto a Clinton en el avión de Epstein durante al menos un viaje que no fue el muy publicitado viaje a África.