El gobierno socialista de Pedro Sánchez prohibió a los católicos rezar en la vía pública

Compartir en...
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email

POR – PATRICIA SOPRANO

Debido a «razones fundadas que puedan derivar en una alteración del orden público», el pasado lunes 27 de noviembre, un grupo de católicos tuvo que suspender el rezo del Santo Rosario y retirarse de la puerta de la Parroquia del Inmaculado Corazón de María tras la notificación de una delegación del gobierno de Madrid.

Además se realizó un despliegue de 21 efectivos policiales y la amenaza de multas a todas aquellas personas que no acataran la orden. Lamentablemente, una mujer fue detenida.

Cabe señalar que el rezo del Santo Rosario se estaba realizando de manera pacífica en las escaleras de la Parroquia y que, tras la notificación, los católicos se movilizaron al Parque del Oeste para poder continuar con su rezo.

El gobierno socialista se ampara en la Ley Orgánica  9/1983. Aunque vale mencionar que el artículo 10 solo permite prohibir el ejercicio del derecho de reunión siempre y cuando existan razones para alterar el orden público. ¿Acaso rezar es un acto violento o de alteración pública?