Donante Demócrata de Hollywood, sentenciado a 30 años por provocar sobredosis de metanfetamina

Compartir en...
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email

El mega donador demócrata Ed Buck fue sentenciado a 30 años de prisión el jueves por inyectar metanfetamina a dos hombres homosexuales a cambio de sexo en su apartamento de West Hollywood.

La jueza Christina A. Snyder dijo que la decisión de sentencia fue difícil ya que equilibró el trabajo filantrópico que Buck había hecho en su vida apoyando las causas LGBTQ y de derechos de los animales con los «crímenes horribles» que ella llamó «más que un simple accidente».

Los fiscales pidieron cadena perpetua para Buck, de 67 años, argumentando que era un depredador sexual que abusaba de hombres vulnerables, a menudo jóvenes, negros, sin hogar y adictos a las drogas, que habían recurrido al trabajo sexual para conseguir su dosis. La defensa solicitó una sentencia de 10 años, por debajo del mínimo federal de 20 años, alegando que fue abusado sexualmente cuando era niño y que los problemas de salud lo llevaron a la adicción a las drogas.

El activista político adinerado, que ha donado 500.000 dólares a causas mayoritariamente demócratas desde el año 2000, fue condenado en julio pasado por la muerte de Gemmel Moore, de 26 años, y Timothy Dean, de 55.

Pero incluso después de que los dos hombres murieran, Buck continuó inyectando a más hombres dosis alarmantes de metanfetamina y luego los agredió sexualmente mientras estaban inconscientes, dijeron los fiscales. Buck inyectó repetidamente a otro hombre, Dane Brown, pero sobrevivió y su desgarrador relato de haber sido revivido dos veces finalmente llevó al arresto de Buck en 2019.

Buck fue condenado por la muerte de Gemmel Moore y Timothy Dean, a quienes se les inyectó la droga en el apartamento de Buck en West Hollywood.

Una investigación reveló que Buck había comprado un boleto de avión para Moore, que era negro, para volar de Texas a Los Ángeles para “fiestar y jugar” con el anciano blanco en julio de 2017.

La familia de Moore y los activistas habían presionado por el arresto de Buck, manifestándose frente a su apartamento alegando que su riqueza, conexiones políticas y su raza le impedían enfrentar las consecuencias. 

Dieciocho meses después, en enero de 2019, mientras aún estaba bajo investigación por la muerte de Moore, Dean murió en el apartamento de Buck, también por una sobredosis de metanfetamina. Incluso después de la muerte de Dean, Buck no fue arrestado.

Antes del arresto de Buck en septiembre de 2019, Brown dijo a los investigadores que no tenía hogar cuando conoció a Buck en Adam4Adam, un sitio de acompañantes y citas gay, y se mudó con él durante parte del verano de 2019, donde Buck lo había inyectado diariamente durante cinco semanas.

Brown tuvo una sobredosis dos veces en una semana. Después de su segunda sobredosis, Brown dijo que Buck se negó a llamar a una ambulancia y Brown se vio obligado a llamar al 911 en una gasolinera cercana.

“Buck usó su dinero y privilegios para explotar los desequilibrios de riqueza y poder entre él y sus víctimas, que no tenían hogar, eran indigentes y/o luchaban contra la adicción”, dijo la fiscal federal adjunta Chelsea Norell en un expediente judicial. “Gastó miles de dólares en drogas y sesiones de fiesta y juegos que destruyeron vidas y generaron adicciones insidiosas”.

Buck fue un activista político y ha donado $500,000 a causas demócratas desde 2000.

Buck, quien amasó su fortuna como modelo masculino y luego vendió una empresa de Arizona que rescató de la bancarrota, afirmó que amaba a los dos hombres que murieron en su apartamento y que sus muertes no fueron culpa suya.

“Sus muertes fueron trágicas, pero yo no causé sus muertes”, dijo Buck.