Tribunal Federal declaró inconstitucional usar la Ley de Emergencias por Justin Trudeau en las protestas contra restricciones COVID

Compartir en...
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email

La viceprimer ministra, Chrystia Freeland, dice que el gobierno de Trudeau apelará el fallo del tribunal federal porque cree que invocar la Ley de Emergencias era «correcto» y «necesario» en ese momento.

Freeland dijo que fue una decisión difícil invocar la ley, pero calificó las protestas como una grave amenaza a la seguridad pública, la seguridad nacional y la seguridad económica de Canadá.

“No quiero minimizar la gravedad de las acciones que tomamos. Tampoco quiero minimizar la gravedad de las amenazas que enfrentó Canadá», dijo Freeland.

El líder de la oposición, Pierre Poilievre, dijo: «El juez dictamina que Trudeau violó la ley más alta del país con la Ley de Emergencias. Causó la crisis al dividir a la gente. Luego violó los derechos de la Carta para reprimir ilegalmente a los ciudadanos».

En febrero de 2022, miles de manifestantes congestionaron las calles de la capital, Ottawa, y sitiaron el Parlamento, manifestándose contra los mandatos de vacunas para los camioneros y condenando el gobierno liberal del Primer Ministro Justin Trudeau.

Los camioneros establecieron bloqueos en carreteras clave y paralizaron Ottawa, lo que llevó al alcalde a declarar estado de emergencia. El Primer Ministro Trudeau invocó la Ley de Emergencias de 1988 para prohibir las reuniones y detener los esfuerzos de financiación colectiva.

La ley permitió a las autoridades declarar ciertas áreas como zonas prohibidas. También permitió a la policía congelar las cuentas bancarias personales y corporativas de los camioneros y obligar a las empresas de grúas a transportar los vehículos.

Los camioneros canadienses habían obtenido un amplio apoyo en todo el país. Los intentos de financiación colectiva en la popular plataforma GoFundMe fueron frustrados, lo que llevó al llamado “Freedom Convoy 2022” a cambiar a la alternativa impulsada por Bitcoin, Tallycoin.

Pronto recaudaron al menos U$S 540.000 en criptomonedas, incluida una donación de 1 BTC (valorada en 43,900 dólares en ese momento) del director ejecutivo de Kraken, Jesse Powell.

Los miembros del autodenominado Convoy de la Libertad también bloquearon los cruces fronterizos entre EEUU y Canadá en protesta. La policía arrestó a 11 personas en el cruce bloqueado en Coutts, Alberta, frente a Montana, después de enterarse de un alijo de armas y municiones.

En la decisión publicada el martes, el juez del Tribunal Federal Richard Mosley dijo que la invocación de la Ley de Emergencias condujo a la infracción de derechos constitucionales.

«Concluyo que no había ninguna emergencia nacional que justificara la invocación de la Ley de Emergencias y, por lo tanto, la decisión de hacerlo no fue razonable», escribió Mosley.

“La decisión de emitir la Proclamación no tiene las características de razonabilidad justificación, transparencia e inteligibilidad– y no estaba justificada en relación con las limitaciones fácticas y jurídicas pertinentes que debían tenerse en cuenta y consideración”.

La Asociación Canadiense de Libertades Civiles y varios otros grupos e individuos argumentaron ante el tribunal que Ottawa introdujo las medidas de emergencia sin fundamentos sólidos.

El gobierno sostuvo que las medidas que tomó fueron específicas, proporcionales, limitadas en el tiempo y compatibles con la Carta de Derechos y Libertades de Canadá.

Una comisión pública encabezada por otro juez concluyó previamente que la mayoría de las medidas de emergencia eran apropiadas argumentando que las protestas tuvieron como primer objetivo la exigencia de la vacuna COVID-19 para los camioneros transfronterizos. Con el tiempo, abarcaron la furia por las restricciones de la COVID-19 y el disgusto hacia Trudeau, lo que refleja la difusión de la desinformación en Canadá y la ira populista y de derecha latente.

El Freedom Convoy sacudió la reputación de civilidad de Canadá, inspiró convoyes en Francia, Nueva Zelanda y los Países Bajos e interrumpió el comercio económico. Durante casi una semana estuvo bloqueado el cruce fronterizo más transitado entre EEUU y Canadá, entre Windsor, Ontario y Detroit. Representa más del 25% del comercio entre los países.

Canadá celebrará elecciones el próximo año 2025 y los Conservadores lideran en las encuestas frente al partido Liberal de Trudeau.