Rusia aumenta significativamente las multas por violar normas de seguridad contra incendios en los bosques

Compartir en...
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email

A partir del 8 de junio de 2022, las multas por violar las normas de seguridad contra incendios en bosques y parques forestales aumentarán significativamente.

Según el Ministerio de Situaciones de Emergencia, la causa más común de agotamiento de las áreas verdes en Rusia es el factor humano.

Solo en los últimos dos meses en Siberia y el Lejano Oriente, se sufrió la destrucción de casi 1000 casas. Consultando la infografía Ria.ru, se informa cuánto costará ahora a los ciudadanos comunes, así como a los funcionarios y personas jurídicas, el manejo descuidado del fuego en la naturaleza.

La cobertura de los medios de comunicación de la temporada de incendios en 2021 se centraron principalmente en los infiernos en Europa y EEUU, incluido el incendio récord de Dixie en California. Pero los incendios forestales en Rusia el verano pasado han tenido una escala completamente diferente, liberando un estimado de 970 millones de toneladas métricas de dióxido de carbono equivalente, en comparación con las 130 millones de toneladas liberadas por los incendios de EEUU, según el Servicio de Monitoreo de la Atmósfera de Copérnico. Los incendios rusos emitieron más CO2 en tres meses que el mayor contaminador de Europa, Alemania, en un año.

El presidente Vladimir Putin ha dicho que una mayor absorción de carbono por parte de los bosques y otros ecosistemas puede compensar el aumento de las emisiones industriales de su país.

Mientras que países como EEUU y China se han comprometido a hacer grandes recortes en el uso de carbono, Rusia, el cuarto mayor emisor del mundo, en realidad planea aumentar las emisiones en más del 8% hasta 2050, según la estrategia más reciente del Ministerio de Economía de 2019. Afirma que esto se compensará con la absorción de carbono en sus bosques.

Los bosques rusos están “absorbiendo ya mil millones de toneladas de equivalentes de dióxido de carbono cada año”, dijo Vladimir Putin, en el Foro Económico de San Petersburgo en junio del año pasado. Al combatir los incendios forestales y reforestar las áreas dañadas, Rusia puede aumentar esta capacidad de absorción e incluso ocupar un “lugar especial” en el mercado global para vender créditos de carbono a los contaminadores, dijo.