Putin declara que 2024 será el «Año de la Familia» mientras Rusia se acerca a la prohibición del aborto

Compartir en...
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email

Putin elogió al ejército ruso en su discurso de Nochevieja del domingo y pidió «unidad» en un discurso moderado que no mencionó explícitamente la guerra en Ucrania.

«Hemos demostrado repetidamente que podemos resolver los problemas más difíciles y nunca daremos marcha atrás porque no hay fuerza que pueda separarnos», dijo Putin en el discurso, transmitido por la televisión estatal mientras las regiones del Lejano Oriente de Rusia saludaban el Año Nuevo hacía varias horas por delante de Moscú.

Putin no mencionó el ataque contra la ciudad de Belgorod el sábado, en el que funcionarios dijeron que los bombardeos ucranianos mataron al menos a 24 personas e hirieron a decenas más, pero sí elogió a los soldados rusos que lucharon en Ucrania durante el feriado.

«A todos aquellos que están sirviendo en primera línea en la lucha por la verdad y la justicia», dijo Putin, «ustedes son nuestros héroes. Nuestros corazones están con ustedes. Estamos orgullosos de ustedes, admiramos su coraje».

«Estamos unidos en nuestros pensamientos, en el trabajo y en la batalla», continuó, añadiendo que los rusos entendían que su país estaba pasando por lo que llamó una «etapa histórica» ​​significativa.

«Aseguraremos el desarrollo seguro de la Patria, el bienestar de nuestros ciudadanos y seremos aún más fuertes», dijo Putin hacia el final de su discurso.

El discurso televisado de Nochevieja, que continúa una tradición iniciada por el líder soviético Leonid Brezhnev, es una parte clave de las celebraciones navideñas en Rusia y es visto por millones de personas.

El discurso se transmite justo antes de la medianoche en cada una de las 11 zonas horarias de Rusia y suele ser un resumen de los acontecimientos del año pasado, así como deseos para el año venidero.

El mensaje pregrabado se transmitió por la televisión estatal y fue visto por millones de personas.

Putin busca la reelección en marzo, y se espera que gane.

¿Qué ocurre con el aborto?

La Duma Estatal rusa tiene un nuevo proyecto sobre la mesa. El Parlamento tiene que decidir si se debe permitir que las clínicas privadas interrumpan embarazos.

Una de las regiones de Rusia tomó la iniciativa de prohibirlo. El documento que figura en la base de datos de la Duma está firmado por Evgeniy Lyulin, presidente de la región de Nizhny Novgorod, escribe Ria Novosti.

El proyecto de ley es una enmienda al artículo 56 de la ley rusa en materia de salud. Propone agregar un párrafo que diga que «la interrupción artificial del embarazo se realiza en organizaciones médicas del sistema de salud estatal y municipal».

Anteriormente, los diputados de la región de Nizhny Novgorod explicaron a Ria Novosti que no se debe permitir que las clínicas privadas realicen abortos porque no brindan a las mujeres suficiente asesoramiento antes de un aborto y además no siempre cumplen con la regla de que la mujer tiene un período de consideración de al menos una semana entre la consulta y el aborto efectivo.

La Iglesia Ortodoxa Rusa apoyó el proyecto, escribe Ria Novosti. El sacerdote Fyodor Lukyanov, presidente de la Comisión para Asuntos Familiares de la Iglesia, espera que la enmienda sea adoptada en 2024. Lukyanov agradeció a los impulsores del proyecto de ley por su «verdadera posición cívica y patriótica en el ámbito de la protección de los valores familiares tradicionales».

El sacerdote subraya también que las mujeres embarazadas deben sentirse apoyadas por la sociedad. Los abortos, sostiene, son malos para la salud física y moral de las familias y las mujeres. «Según los resultados de la investigación científica, los países de Europa y Asia tienen las tasas más altas de cáncer de mama en los países con mayor número de abortos», afirmó.

Lukyanov está convencido de que la prohibición de practicar abortos en clínicas privadas hará que las medidas de apoyo a las familias y las medidas para reducir el número de abortos sean más eficaces.

El proyecto de ley es parte de una campaña para impulsar la demografía de Rusia. La población rusa está sufriendo un grave descenso. Varias regiones de Rusia ya han tomado medidas para endurecer la legislación sobre el aborto. Algunos de ellos han expresado su apoyo a las multas por inducir el aborto. Otros ya han prohibido los abortos en clínicas privadas.

En noviembre, el Presidente ruso Vladimir Putin calificó el número de abortos en Rusia como grave. Rusia ha tenido tradicionalmente un número muy elevado de abortos. Según Putin, hay varias maneras de reducir el número de abortos. Habló de prohibir la venta de medicamentos abortivos, aumentar el nivel de bienestar en el país y ayudar a las familias jóvenes.

A principios de julio de 2023, el Ministro de Salud, Mikhail Murashko, respaldó públicamente iniciativas que limitarían la distribución de medicamentos que inducen el aborto en las farmaciasprohibirían a todas las instalaciones médicas privadas administrar el procedimiento de aborto.

«Reducir las tasas de aborto es una tarea clave en la que estamos trabajando», dijo Murashko en una reunión de legisladores.

Según datos del Ministerio de Sanidad, el número de abortos en Rusia disminuyó un 3,9% (16.213 casos) de 2021 a 2022.

A pesar de esto, el gobierno enfrenta una presión cada vez mayor por parte del lobby de la Iglesia Ortodoxa Rusa, que quiere llevar al país hacia una prohibición total del aborto en su afán por defender los “valores cristianos tradicionales”, según información privilegiada obtenida por el medio de comunicación independiente Vyorstka.

Aunque el aborto con medicamentos se considera el método más seguro para interrumpir un embarazo, el procedimiento sólo está disponible en clínicas privadas en la mayoría de las regiones rusas, lo que hace que las iniciativas propuestas por Murashko sean en gran medida contradictorias.

«Creo que quieren ver la reacción y la opinión del público sobre esto», dijo la defensora de los derechos reproductivos Irina Faynman.

Dijo que el Ministerio de Salud podría impulsar una legislación sobre controles más estrictos sobre los medicamentos que inducen el aborto, una medida que no introduciría limitaciones significativas pero que, sin embargo, apaciguaría a los conservadores religiosos.

«Es muy importante en este momento que quienes defienden la libertad de elección… expresen su opinión».

Alexander Dugin

Por su parte, Dugin adhirió al mensaje de Putin acerca del Año de la Familia, agregando la mencionada posibilidad de que el aborto sería prohibido, en un mensaje en X:

«En Rusia, 2024 ha sido declarado año de la familia. La familia es ante todo un sacramento. El primer acto del nacimiento de una familia es una boda. En este sacramento, dos se convierten en uno. En el sentido más puro y verdadero. Y nunca podrán volver a ser dos entre separados. Debemos prepararnos nuevamente para la indisolubilidad del matrimonio. Tras la prohibición del aborto, se prohibirán los divorcios (al menos de forma limitada, por motivos médicos). No solo la mujer no se pertenece a sí misma, sino también el hombre: ambos pertenecen a la familia y la familia pertenece a Dios. Y luego el sacramento del bautismo de los niños. El bautismo es un nuevo nacimiento. Un verdadero nacimiento. En una boda dos se convierten en uno. En el bautismo, el bebé nace de nuevo. El matrimonio es sagrado. Una familia sagrada para una sociedad sana. Y el resto lo da el amor, la humildad, la paciencia y la ilusión. Sí, por supuesto, también mediante el ayuno y la oración. Así que pospongamos la celebración del Año Nuevo por una semana, hasta el 7 de enero, Feliz Navidad. Entonces celebraremos el año de la familia».