Naciones Unidas pedirá a los estadounidenses que reduzcan el consumo de carne

Compartir en...
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email

«El mundo necesita a los agricultores y ganaderos estadounidenses más que a la ONU», dijo a Fox News Digital el presidente republicano del Comité de Agricultura de la Cámara de Representantes.

Se espera que una importante agencia de las Naciones Unidas que supervisa la política alimentaria y agrícola emita una hoja de ruta en las próximas semanas que pedirá a Occidente, incluido EEUU, que reduzca drásticamente su consumo de carne.

La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) publicará su llamada hoja de ruta de los sistemas alimentarios globales durante la próxima cumbre climática COP28 en Dubai, que se extenderá casi dos semanas hasta mediados de diciembre. El primer documento de este tipo de la FAO recomendará a las naciones que «consumen carne en exceso» que limiten su consumo como parte de un esfuerzo más amplio para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, informó Bloomberg.

«El fracaso de las principales empresas cárnicas y lácteas a la hora de reducir las emisiones subraya la necesidad urgente de centrarse más en las políticas en el sector alimentario y agrícola», Jeremy Coller, presidente y fundador de la Iniciativa FAIRR, una red de inversores que trabaja con instituciones financieras para promover agricultura respetuosa con el clima en todo el mundo, afirmó en una declaración reciente.

«Las emisiones del sistema alimentario merecen un lugar destacado, junto con la energía y el transporte, ya que representan aproximadamente un tercio de las emisiones de gases de efecto invernadero y el 40% del metano», continuó. «Los inversores esperan que la primera publicación de una hoja de ruta alimentaria y agrícola en la COP28 de este mes catalice la transición a 1,5 grados y un sistema alimentario más sostenible».

Además de emitir directrices para reducir el consumo de carne en Occidente, se espera que la FAO destaque cómo los agricultores deben adaptarse al «clima errático» y abordar las emisiones producidas por el desperdicio de alimentos y el uso de fertilizantes, según Bloomberg. Las recomendaciones, que la delegación estadounidense en la COP28 podrá firmar, no serán vinculantes.

En general, la hoja de ruta buscará orientar las políticas para reducir el impacto climático de la industria agrícola global, que rara vez ha recibido tanta atención en las conferencias climáticas anteriores de la ONU. Las cumbres COP anteriores han estado mucho más interesadas en abordar las emisiones generadas por los sectores globales de energía, transporte y manufactura.

«Ya tenemos soluciones para abordar el cambio climático, y muchas de estas soluciones, ya sea agroforestería, restauración de suelos, ganadería sostenible o gestión pesquera, tienen múltiples beneficios, ya que también pueden apoyar el uso sostenible de la biodiversidad, así como ayudar con la seguridad alimentaria: múltiples beneficios de las mismas soluciones que sólo ofrecen la agricultura y los sistemas alimentarios», dijo la semana pasada Kaveh Zahedi, director de la Oficina de Cambio Climático de la FAO.

El sistema alimentario mundial, que incluye el cambio de uso de la tierra, la producción agrícola real, el embalaje y la gestión de residuos, genera alrededor de 18 mil millones de toneladas de dióxido de carbono por año, el equivalente al 34% del total de las emisiones mundiales, según un estudio de marzo de 2021 publicado en la revista Nature Food. Los datos de la FAO indican que la ganadería por sí sola es responsable de alrededor del 14,5% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero.

Durante años, la ONU ha pedido a las personas que abandonen las dietas basadas en animales , que, según afirma, «tienen un gran impacto en nuestro planeta». En su lugar, las personas deberían elegir alimentos de origen vegetal, según la ONU, que pueden reducir la huella de carbono anual de una persona hasta en 2,1 toneladas.

El sector agrícola estadounidense representa solo el 1,4% de las emisiones globales y ha implementado una amplia gama de soluciones, lo que lo convierte en el sector económico con menores emisiones del país, según datos federales.

«Los agricultores y ganaderos de EEUU son héroes climáticos, reducen las emisiones y al mismo tiempo proporcionan alimentos, fibra y combustible abundantes y asequibles», dijo el presidente del Comité de Agricultura de la Cámara de Representantes, Glenn Thompson, republicano por Pensilvania, a Fox News Digital en un comunicado.

«Regular a los productores que cierran sus negocios en los EEUU no abordará eficazmente el cambio climático global, sino que exportará la producción a países extranjeros con regímenes hostiles y peores perfiles de emisiones, al tiempo que perjudicará la seguridad alimentaria y la asequibilidad. En pocas palabras, el mundo necesita a los agricultores y ganaderos estadounidenses más que a los ONU», añadió.

Según la Federación Estadounidense de Oficinas Agrícolas, los agricultores estadounidenses obtienen más del triple de la producción en comparación con lo que aportan. Y las emisiones han disminuido significativamente en la producción de carne de cerdo y de vacuno.

Mientras tanto, en mayo, Thompson se unió a un grupo de compañeros republicanos de la Cámara de Representantes para reprender al enviado especial para el clima del presidente Biden, John Kerry, por sus comentarios que señalaban las emisiones de alimentos. Pidieron al presidente Biden y al secretario de Agricultura, Tom Vilsack, que repudiaran los comentarios que se formularon en la Cumbre AIM para el Clima del Departamento de Agricultura a principios de ese mes.

«Mucha gente no tiene idea de que la agricultura contribuye con aproximadamente el 33% de todas las emisiones del mundo», comentó Kerry en ese momento. «No podemos llegar a cero emisiones netas, no haremos este trabajo a menos que la agricultura esté al frente y al centro como parte de la solución. Así que todos aquí entendemos la profundidad de esta misión».

«Los propios sistemas alimentarios contribuyen con una cantidad significativa de emisiones simplemente por la forma en que hacemos las cosas que hemos estado haciendo», continuó. «Con una población creciente en el planeta (acabamos de cruzar el umbral de 8 mil millones de conciudadanos en todo el mundo), se prevé que las emisiones del sistema alimentario por sí solas causarán otro medio grado de calentamiento para mediados de siglo».

Fuente: Fox News