Marquise Goodwin jugador de fútbol americano diagnosticado con coágulos de sangre en piernas y pulmones

Compartir en...
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email

Los Cleveland Browns anunciaron el viernes que su receptor abierto Marquise Goodwin no participará en el inicio del campo de entrenamiento debido a una enfermedad no relacionada con el fútbol.

El veterano jugador de 32 años ha sido diagnosticado con coágulos de sangre en las piernas y los pulmones, que se descubrieron después de que se quejara de molestias en las piernas y dificultad para respirar durante las actividades organizadas del equipo en la primavera.

El malestar motivó un chequeo médico, que condujo al diagnóstico.

Goodwin, quien inicia su décima temporada en la Liga Nacional de Fútbol Americano, expresó su preocupación durante un comunicado oficial.

“Fue realmente alarmante al principio porque he sufrido lesiones a lo largo de mi carrera, pero nunca ha habido nada como esto que pueda convertirse en algo perjudicial si no se atiende”, dijo.

“Fue aterrador al principio, pero ahora estoy a gusto. He orado y se lo he entregado a Dios. Está fuera de mi control, y lo único que puedo controlar es mi esfuerzo y actitud y cómo afronto cada día para seguir adelante”.

Habiendo comenzado su carrera como una selección de tercera ronda para los Buffalo Bills en 2013, Goodwin ha jugado 102 juegos y registrado 187 recepciones para 3,023 yardas y 18 touchdowns. Tiene un promedio de 16.2 yardas por recepción. Pasó cuatro temporadas con los Bills, tres con los 49ers, incluida la mejor temporada de su carrera en 2017 con 962 yardas recibidas, antes de unirse a los Bears en 2021 y luego a los Seahawks, según el comunicado de prensa.

A pesar de sus problemas de salud, Goodwin ha expresado su intención de permanecer activo dentro del equipo y participar en las reuniones cuando comience el campo de entrenamiento.

“Es una de esas cosas que está totalmente fuera de mi control, fuera del control del médico y fuera del control del entrenador”, dijo.

“Es realmente un trato desafortunado con el que tenemos que lidiar, pero debemos hacerlo de la manera adecuada. Los Browns están haciendo todo lo que está a su alcance para apoyarme permitiéndome estar cerca del equipo, en el campo y en las reuniones”, agregó.

Goodwin mostró gratitud hacia la gerencia del equipo por su apoyo y expresó su esperanza por su futura contribución al equipo, diciendo: «Estoy agradecido por eso y espero que esto vuelva a estar bajo control y pueda sentir mi cuerpo y lo que necesit. Siento que puedo ayudar a este equipo a hacer esta carrera”.

La base de fanáticos de los Browns y la comunidad de la NFL desean que Goodwin se recupere rápidamente mientras maneja esta difícil situación de salud.