La Secretaria del Tesoro dice que EEUU «ciertamente» puede permitirse financiar nuevas guerras en Ucrania e Israel

Compartir en...
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email

Joe Biden, en una publicación en X (antes Twitter), reiteró el domingo el “apoyo inquebrantable” de Washington a Israel en su guerra contra el grupo militante palestino Hamás , y dijo que había proporcionado al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, una actualización sobre el apoyo militar estadounidense y esfuerzos para proteger a los civiles a medida que el conflicto se intensifica.

«EEUU ciertamente puede darse el lujo de apoyar a Israel y apoyar sus necesidades militares, y también podemos y debemos apoyar a Ucrania en su lucha contra Rusia», dijo Yellen en una entrevista con el canal británico Sky News dijo Yellen, añadiendo que la economía estadounidense está “extremadamente bien”.

“La inflación ha sido alta y ha sido una preocupación para los hogares, ha bajado considerablemente. Al mismo tiempo, tenemos el mercado laboral más sólido que hemos visto en 50 años, con un desempleo del 3,8%. Y al mismo tiempo, EEUU, la administración Biden, ha aprobado una legislación que fortalecerá nuestra economía en los próximos años a mediano plazo”.

Yellen reafirmó el apoyo de EEUU a Israel, al tiempo que instó a tener precaución ante las muertes de civiles mientras Tel Aviv se prepararía para una gran ofensiva en la Franja de Gaza.

«EEUU también ha dejado claro a Israel, estamos trabajando muy estrechamente con los israelíes, que tienen derecho a defenderse», dijo Yellen a Sky News. «Pero es importante tratar de salvar vidas de civiles inocentes en la mayor medida posible».

Yellen dijo que tanto Israel como Ucrania eran una “prioridad” y que EEUU “necesita conseguir fondos, tanto para Israel como para Ucrania”.

Yellen dijo que la necesidad de liberar fondos para ambos aliados era una “prioridad” y pidió a los republicanos en la Cámara de Representantes que designen a un presidente para que se pueda aprobar la legislación, tras la destitución del expresidente Kevin McCarthy.