La moneda internacional del BRICS alternativa al dólar

Compartir en...
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email

El euro pierde camino frente al dólar, pero se mantiene la paridad por ahora. Por otro lado, en el mercado de divisas cabe destacar una noticia clave: Rusia y China podrían crear una nueva moneda global, con el apoyo de los BRICS.

Para salir de su crisis, EEUU está provocando más inflación que golpea a todos, pero el daño comienza por al sector energético cuya secuela es que el resto de la economía de Europa irá en caída libre.

Es decir, EEUU provoca la desindustrialización de Europa y el debilitamiento del euro antes de claudicar a su control sobre la Unión Europea.

Por falta de alternativas al dólar, cada crisis mundial provocaba la fuga de capitales hacia EEUU. Los BRICS buscan acabar con esa tendencia.

La irrupción de la nueva moneda de reserva de los países BRICS en este momento con riesgo de guerra mundial socava los planes de EEUU.

En lugar de beneficiarse de la crisis, esta vez EEUU se encontrará en una situación peor que la anterior a la crisis. Porque, ahora el capital que busca lugares seguros ya no irá allí porque es algo que no encontrará en EEUU, donde además existe una recesión con inflación; por eso los capitales escaparán hacia los países BRICS; donde habrá paz con crecimiento económico.

Aún se desconoce el nombre dela nueva moneda, pero se sabe que los BRICS están activos en su creación y que la una moneda estará basada en una cesta de monedas de los países integrantes, que sería respaldada por los productos exportados por los mismos y que se usará para el comercio entre ellos. Un mercado muy relevante porque en los países BRICS vive el 70% de la población mundial.

En ocasión de la 14ª Cumbre de los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y África del Sur), organizada en Pekín a fines de junio, el presidente ruso Vladimir Putin, anunció que los países miembros del grupo se están preparando para crear una nueva moneda de reserva internacional.

Hablando por videoconferencia al BRICS Business Fórum, sostuvo:

El sistema ruso de transferencias financieras está abierto para la conexión con los bancos, proyectando la necesidad de una moneda de reserva de los países miembros del BRICS. El sistema de pagos ruso MIR está expandiendo su presencia. Estamos explorando la posibilidad de crear una moneda de reserva internacional basada en una canasta de monedas del BRICS.

Con las sanciones impuestas a Rusia por Occidente debido al conflicto en Ucrania

Entre las varias sanciones, los bancos rusos fueron excluidos del sistema SWIFT de pagos internacionales. Sin embargo, existen otros sistemas bilaterales o multilaterales de liquidación global para servicios financieros transfronterizos, como el chino CIPS, el cual en 2021, procesó cerca de 80 billones de yuans (11.91 billones de dólares), un aumento de más del 75% en relación al año anterior.

De acuerdo con datos del SWIFT, en abril de este año, el yuan mantuvo su posición como la quinta moneda más activa para pagos globales en valor con una participación del 2.14% del total.

Los miembros del BRICS vienen intensificando la cooperación en inversiones y financiamiento en sectores clave, como industrias emergentes estratégicas e innovación digital, en un esfuerzo para aumentar el uso de monedas locales en el comercio y pagos para encapsular al dólar. Se debe tener en mente que las sanciones contra Rusia no fueron apoyadas por los demás países del BRICS, que, al contrario, las interpretaron como una transformación del dólar en arma de guerra.

Europa sigue subestimando el papel económico y político del BRICS, queriendo ignorarlo como un potencial sistema coordinado y, en su lugar, apenas consideran a sus miembros de manera individual. Sin embargo, el bloque responde por 18% del comercio de bienes y 25% de las inversiones extranjeras globales. A pesar del impacto de la pandemia, el volumen total del comercio de bienes del BRICS llegó casi a 8.55 billones de dólares en 2021, un aumento del 33.4% en relación al año anterior.

Para entenderse mejor, bastaría notar que otras 14 naciones fueron invitadas a la reciente cumbre “BRICS Plus”: Argelia, Argentina, Camboya, Egipto, Etiopía, Islas Fiji, Indonesia, Irán, Kazadjastán, Malasia, Nigeria, Senegal, Tailandia y Uzbequistán.

El Nuevo Banco de Desarrollo, el banco de los BRICS, que opera con mucha eficiencia para financiar proyectos concretos de desarrollo y promover el uso de monedas locales en sus negocios, admitió recientemente entre sus miembros a otros cuatro países: Egipto, Bangladesh, Emiratos Árabes Unidos y Uruguay.

La declaración final de Pequín, además de analizar los diversos aspectos del programa de los BRICS para una Asociación Global de Desarrollo, anunció su intención de incluir a otros países miembros. Junto con la perspectiva china de una Iniciativa de Desarrollo Global, este también fue un punto central del discurso del presidente Xi Jinping.

La idea de una canasta de monedas alternativa no apareció en la declaración final. Sin embargo, será uno de los aspectos cruciales de trabajos futuros. Esto puede entenderse por el énfasis puesto en la importancia del Payments Task Force, la plataforma para una cooperación de pagos entre los bancos centrales, en la creación de la Red de Comercios de Servicios, en la utilización de instrumentos financieros innovadores en el comercio y en el fortalecimiento y perfeccionamiento del mecanismo conocido como Arreglo Contingente de Reservas, la red global de seguridad financiera y monetaria del BRICS.