La Ministra de Relaciones Exteriores de Alemania se regala una residencia de U$S 1 millón en Bruselas

Compartir en...
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email

La Oficina Federal de Auditoría ha criticado la adquisición por parte del Ministerio Federal de Asuntos Exteriores de un parque de 15.000 metros cuadrados con un edificio de lujo, una piscina cubierta y una pista de tenis. El ministerio dirigido por Annalena Baerbock (Partido Los Verdes) insiste en conservar la propiedad.

La autoridad de auditoría también considera incomprensible la compra porque ya hay tres misiones diplomáticas alemanas en Bruselas con «residencias bien equipadas»: el Ministerio de Asuntos Exteriores no ha demostrado la necesidad «ni ha observado los requisitos de eficiencia económica y ahorro».

El Tribunal de Cuentas critica la “intensidad energética”

Especialmente explosivo para la autoproclamada protectora del clima Baerbock: el Tribunal de Cuentas critica que el inmueble «consume más energía y es más caro de mantener» debido a su tamaño.

Este enfoque es la regla y no la excepción en el Ministerio Federal de Asuntos Exteriores, escribe el Tribunal Federal de Cuentas: En los últimos años ha llegado a “constataciones comparables en todo el mundo”. En ninguno de los casos hubo “una necesidad correspondiente”.

«El Ministerio Federal de Asuntos Exteriores lleva años ignorando las exigencias legales de eficiencia económica y ahorro a la hora de adquirir y mantener sus propiedades en el extranjero», afirmó el Tribunal de Cuentas. El Ministerio de Baerbock admite tener “equipamiento moderno con el estándar adecuado”. Pero: «No se incluyen los terrenos y edificios innecesariamente grandes, ni tampoco los muebles elaborados».

El Ministerio de Baerbock quiere conservar la zona

El Tribunal de Cuentas pide a la AA que «identifique sistemáticamente sus propiedades innecesarias en el extranjero y las venda con las menores pérdidas posibles». Esto se aplica «en particular a la propiedad residencial en Bruselas que fue adquirida en violación de la ley presupuestaria».

Pero el ministerio no quiere cumplir. Annalena Baerbock quiere conservar la zona de lujo de Bruselas adquirida en octubre de 2021: han “identificado y justificado la necesidad de una residencia más grande”, dijeron. Dos de las residencias utilizadas anteriormente en Bruselas necesitaban renovación y la nueva residencia era también “la única propiedad que podía considerarse que cumplía con esa necesidad”.