En un caso insólito, un Juez se pone del lado de los NIÑOS que demandaron a Montana por el «cambio climático»

Compartir en...
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email

Reuters informó que una jueza dictaminó que el estado de Montana está violando los derechos de los niños con políticas que impiden que el estado considere el impacto del «cambio climático» cuando las autoridades revisan los proyectos de combustibles fósiles.

Antes del fallo, al gobierno estatal no se le permitía considerar el impacto del cambio climático al aprobar proyectos de energía, pero ahora ese proceso probablemente cambiará. La juez también dictaminó que un cambio a MEPA (Ley de Política Ambiental de Montana) a principios de este año realizado por la legislatura estatal es inconstitucional.

Específicamente, la “juez” Kathy Seeley en Helena, Montana, afirmó en su fallo que “se ha demostrado que las emisiones y el cambio climático de Montana son un factor sustancial que causa impactos climáticos en el medio ambiente de Montana y daños y lesiones” a los jóvenes y, por lo tanto, es inconstitucional.

Agregó que los niños demandantes “tienen un derecho constitucional fundamental a un medio ambiente limpio y saludable, que incluye el clima como parte del sistema de soporte vital ambiental”.

Este caso es histórico por una razón importante: este fue el primer juicio de este tipo en la historia de los EEUU donde un tribunal dijo que las legislaturas deben considerar el impacto de la salud de los jóvenes al tomar decisiones sobre energía y medio ambiente. Sin embargo, ha habido fallos similares en Europa.

En 2020, 16 niños cuando tenían entre 2 y 18 años (ahora entre 5 y 22) demandaron a Montana, alegando que los permisos estatales para la producción de carbón y gas natural estaban empeorando la crisis climática. Como señala Reuters, una enmienda de 1972 a la constitución de Montana requiere que el estado proteja y mejore el medio ambiente.

Durante el juicio de junio, que duró cinco días, los activistas se quejaron de sufrir “lesiones” que, según afirmaron, provenían de las políticas energéticas de Montana y también dijeron que sus hogares habían sido afectados negativamente.

Julia Olson, la principal asesora legal de Our Children’s Trust, que representó a los activistas, emitió un comunicado en el que se jactaba de que la decisión fue un punto de inflexión y que se producirán más fallos como este en el futuro.

Our Children’s Trust es un bufete de abogados de interés público estadounidense sin fines de lucro con sede en Oregón que ha presentado varias demandas en nombre de los jóvenes demandantes contra los gobiernos estatales y federales, argumentando que están infringiendo los derechos de los jóvenes a un sistema climático seguro.

Our Children’s Trust recibió dinero de los siguientes donantes a su causa:

Fundación Avaaz (Sin ánimo de lucro)

Fundación Libra (sin fines de lucro)

Fondo de los hermanos Rockefeller (sin fines de lucro)

Hoy, por primera vez en la historia de los EEUU, un tribunal dictaminó sobre el fondo de un caso que el gobierno violó los derechos constitucionales de los niños a través de leyes y acciones que promueven los combustibles fósiles, ignoran el cambio climático y ponen en peligro desproporcionado a los jóvenes.

“A medida que los incendios arrasan en el oeste, alimentados por la contaminación por combustibles fósiles, el fallo de hoy en Montana es un cambio de juego que marca un punto de inflexión en los esfuerzos de esta generación para salvar el planeta de los efectos devastadores del caos climático causado por el hombre. Seguramente vendrán más fallos como este”.

Emily Flower, portavoz del fiscal general de Montana, Austin Knudsen, calificó correctamente el fallo de absurdo en un comunicado enviado por correo electrónico y prometió apelar.

Este fallo es absurdo, pero no sorprende de una juez que permitió que los abogados de los demandantes realizaran un truco publicitario de una semana de duración financiado por los contribuyentes.