En EEUU las tasas hipotecarias superan el 6% por primera vez desde 2008

Compartir en...
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email

Las tasas hipotecarias volvieron a subir en EEUU, superando la marca del 6% y alcanzando el nivel más alto desde el otoño de 2008.

La hipoteca de tasa fija a 30 años promedió 6,02% en la semana que finalizó el 15 de septiembre, frente al 5,89% de la semana anterior, según Freddie Mac. Eso es significativamente más alto que en esta época el año pasado, cuando fue del 2,86%.

La inflación obstinadamente alta está elevando las tasas, dijo Sam Khater, economista jefe de Freddie Mac. «Las tasas hipotecarias continuaron aumentando junto con cifras de inflación más altas de lo esperado esta semana, superando el 6% por primera vez desde finales de 2008″, dijo.

Luego de comenzar el año en 3,22%, las tasas hipotecarias aumentaron fuertemente durante la primera mitad del año, escalando a casi 6% a mediados de junio. Pero desde entonces, las preocupaciones sobre la economía y la misión de la Reserva Federal de combatir la inflación los han vuelto más volátiles.

Las tasas habían caído en julio y principios de agosto cuando se afianzaron los temores de recesión. Pero los comentarios del presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, y los datos económicos recientes han vuelto a atraer la atención de los inversores hacia la lucha del banco central contra la inflación, lo que ha impulsado las tasas al alza.

El rendimiento del Tesoro a 10 años subió la semana pasada mientras los mercados se preparaban para un mayor ajuste monetario por parte de la FED, dijo George Ratiu, gerente de investigación económica de Realtor.com.

La Reserva Federal no establece directamente las tasas de interés que los prestatarios pagan por las hipotecas, pero sus acciones las influyen. Las tasas hipotecarias tienden a seguir los rendimientos de los bonos del Tesoro de EEUU a 10 años. Cuando los inversionistas ven o anticipan aumentos en las tasas, a menudo venden bonos del gobierno, lo que eleva los rendimientos y, con ello, las tasas hipotecarias.

Los inversionistas reaccionaron a las cifras de inflación de agosto, que mostraron que los precios al consumidor continuaron aumentando a niveles de los años 80, dijo Ratiu.

«La inflación subyacente sigue obstinadamente elevada, lo que ejerce presión sobre la Reserva Federal para que mantenga una postura agresiva sobre el endurecimiento monetario», dijo. «Los mercados siguen de cerca la reunión del banco central la próxima semana, esperando otro aumento de 75 puntos básicos en la tasa de política, si no un salto de 100 puntos básicos».

Las ventas se están desacelerando, pero la asequibilidad sigue siendo un desafío

A medida que aumentan las tasas hipotecarias y los precios de las viviendas se mantienen altos, las ventas de viviendas se están desacelerando.

Con tasas esencialmente el doble de lo que eran hace un año, las solicitudes de préstamos hipotecarios han disminuido y las solicitudes de refinanciamiento en un pago más bajo han caído por un precipicio, un 83% menos que hace un año, según la Asociación de Banqueros Hipotecarios.

«Las tasas hipotecarias más altas… han contribuido a que más compradores de vivienda permanezcan al margen», dijo Joel Kan, vicepresidente asociado de previsión económica e industrial de MBA.

Hace un año, un comprador que hizo un pago inicial del 20% en una casa de U$S390.000 y financió el resto con una hipoteca de tasa fija a 30 años a una tasa de interés promedio del 2,86%, tenía un pago hipotecario mensual de U$S1.292, según los cálculos de Freddie Mac.

Hoy, un propietario que compre una casa del mismo precio con una tasa promedio de 6,02% pagaría U$S1.875 al mes en capital e intereses. Eso es U$S583 más cada mes.

«Con los ingresos medios reales de los hogares permaneciendo relativamente sin cambios, muchos compradores de vivienda por primera vez están descubriendo que la puerta a la propiedad de vivienda está cerrada para esta temporada», dijo Ratiu.

Dijo que dado que se espera que los costos de endeudamiento continúen aumentando en los próximos meses, cada vez es más claro que los precios de las viviendas deben disminuir para restablecer el equilibrio en los mercados inmobiliarios.

«Muchos vendedores están reconociendo el cambio en las condiciones del mercado y están respondiendo recortando sus precios de venta», dijo. «Estos cambios coinciden con la época del año en que los compradores históricamente han encontrado las mejores condiciones del mercado para encontrar una ganga».