El nuevo intento de atemorizar al mundo: la «corrección poblacional masiva»

Compartir en...
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email

En su artículo publicado en la revista ‘World’, señala que a lo largo de los años se han desarrollado muchos modelos que muestran que sólo un cierto número de animales puede vivir en un entorno determinado: todos muestran que, en algún momento, se produce una corrección poblacional.

Rees señala que ya hay signos de estrés debido a la sobrepoblación: el planeta se está calentando y recursos críticos están en riesgo, como la disponibilidad de combustibles fósiles, de agua y alimento.

Rees sugiere que todo esto llevará al planeta Tierra a una “drástica reducción de la población humana”, quizás antes de finales de este siglo, a través de guerras, hambrunas, inestabilidad del hábitat, enfermedades o una combinación de estos factores.

El científico que erradicó la viruela está de acuerdo

El eminente científico australiano, Frank Fenner, quien ayudó a erradicar la viruela, está de acuerdo con las predicciones de William Rees.

Según Phys.org, Fenner dijo que el homo sapiens no podrá sobrevivir a la explosión demográfica y al “consumo desenfrenado” y se extinguirá, tal vez en 2110, junto con muchas otras especies.

El continuo aumento de la población y los ingresos conduce a un consumo excesivo con efectos devastadores. Según un artículo publicado en la revista ‘Science’ en 2018, el consumo (especialmente la carne) tiene efectos devastadores en los ecosistemas.

¿Un colapso para 2050?

Y hay científicos que son aún más pesimistas sobre el momento del colapso de la humanidad. Un angustioso análisis australiano del cambio climático, publicado en 2019, aseguraba un colapso para 2050 si no afrontamos la amenaza inminente del cambio climático.

Para 2050, según el análisis, los sistemas humanos podrían alcanzar un «punto sin retorno» en el que «la perspectiva de una Tierra en gran medida inhabitable conduzca al colapso de las naciones y del orden internacional».

En línea con esta teoría, el borrador del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) de la ONU, al que ha tenido acceso en exclusivo la Agencia France-Presse (AFP), indica que el apocalipsis tendrá lugar en el año 2050.

Llamado a la movilización global de emergencia

Los científicos involucrados en el artículo pidieron luego una «movilización de emergencia de mano de obra y recursos en toda la sociedad» que sería «similar en escala a la movilización de emergencia de la Segunda Guerra Mundial».

Aunque muchos otros científicos tienen pronósticos pesimistas similares a los mencionados, algunos todavía creen que la humanidad tiene posibilidades de luchar.

El profesor Stephen Boyden, ecólogo humano y biohistoriador, dijo que todavía espera que aumente la conciencia sobre los problemas y que se realicen los cambios revolucionarios necesarios para lograr la sostenibilidad ecológica, según Phys.org.

“Si bien hay un rayo de esperanza, vale la pena trabajar para resolver el problema. Tenemos el conocimiento científico para hacerlo pero no tenemos la voluntad política”, dijo Boyden.

Luke Kemp, investigador del Centro para el Estudio del Riesgo Existencial de la Universidad de Cambridge, dijo a ‘Scientific American’ que los modelos de los peores escenarios futuros tienden a hacer un trabajo inadecuado a la hora de predecir los efectos en cascada de un desastre.

«El campo general del riesgo existencial es relativamente nuevo, incipiente y poco estudiado», añadió el investigador.

Mucha gente ya está viviendo una crisis existencial