El ex CEO de Google, Larry Page, gastó en secreto U$S 32 millones en una isla privada

Compartir en...
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email

Según documentos revisados ​​por Business Insider, Page desembolsó en 2018 U$S 32 millones por Cayo Norte, una gran parcela de tierra conocida por estar rodeada de arrecifes, un refugio para tortugas marinas y llena de playas de arena blanca, ubicada a 20 millas náuticas al este de Puerto Rico. Con casi 300 acres, es la isla de propiedad privada más grande de Puerto Rico.

La publicación agregó que Page compró la isla usando la misma LLC (Sociedad de Responsabilidad Limitada) que había usado anteriormente para comprar otras islas.

En total, se sabe que el hombre de 50 años tiene 5 islas ubicadas en todo el mundo, desde el Pacífico Sur hasta el Caribe, donde también es propietario del vecino cercano de Cayo, las Islas Lollik, por las que pagó U$S 23 millones de en 2014.

Se desconoce qué planea hacer el ejecutivo de tecnología, que comenzó a distanciarse de Google y de la vida pública en general en 2019, con Cayo Norte. Los lugareños le dicen a Business Insider que, desde que Page lo compró, no han notado ningún signo de desarrollo. Pero algunos han visto helicópteros aterrizando allí.

Los clientes habituales de la zona también informan que se ha visto a personas participando en la actividad de Silicon Valley, el hidroplano, que consiste esencialmente en surfear con una tabla especial.

Los conservacionistas ambientales tienen los dedos cruzados para que Page no perturbe la naturaleza de Cayo Norte, ya que tiene un alto valor ecológico para el área y podría alterar el ecosistema de la región si se altera.

“Nuestra esperanza es que este tipo no quiera que esto sea una propiedad de inversión que será desarrollada y arruinada. Si se puede proteger con la costa norte de [la isla cercana] Culebra, sería ideal”, dijo a Business Insider Mary Ann Lucking, directora de la ONG de conservación de corales CORALations. “El valor de proteger un lugar como ese es no ver esos impactos. Manteniéndolo como está, con la vegetación que hay”.