Economía de China podría sobrepasar a EEUU para 2030

Compartir en...
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email

Economistas consideran que la economía de China sería capaz de sobrepasar a la de EEUU para 2030, basados en las medidas más centralizadas que ha venido tomando recientemente el Gobierno de Beijing.

El país asiático seguirá dependiendo de las inversiones estatales, del desarrollo de alta tecnología y del consumo interno, con menos exportaciones de manufacturas que en el pasado, vaticinan analistas.

El Producto Interno Bruto (PIB) de China deberá crecer un 5,7% por año hasta 2025 y después un 4,7% anualmente hasta 2030, según la consultora británica Centre for Economics and Business Research (CEBR).

Los líderes chinos insistieron en la última década en los servicios de valor añadido sobre las exportaciones de bienes tradicionales, ha dicho la prensa china. La disputa comercial con EEUU y los cierres de empresas por la pandemia aumentaron la presión sobre las manufacturas.

Para reducir su dependencia de China, las multinacionales extranjeras han estado expandiéndose fuera del país a sitios como Vietnam, para reducir el aumento de salarios y los costos de las regulaciones ambientales.

De ese modo, pueden amortiguar cualquier repetición de los cierres de fábricas en China como sucedió al inicio de la pandemia.

Los líderes chinos probablemente priorizarán la tecnología, especialmente el hardware, que no requiere una innovación constante, como un mecanismo de crecimiento, dicen los economistas.

La intervención estatal en el sector de internet no frenará la expansión en semiconductores y software de infraestructura, dice Zennon Kapron, fundador y director de la firma de investigaciones Kapronasia, con sede en Shanghái.

“Si el país se hace autosuficiente en términos de tecnología, entonces podrá vender y exportar esos productos y servicios basados en tecnología, y será un gran impulso para su economía, porque eso ya lo es en EEUU”, dijo Kapron.

Según Kapron, la economía estadounidense seguirá creciendo hasta el 2030, aunque sin rachas.

Los gastos del consumidor internamente impulsaron gran parte del crecimiento económico de China antes de 2021, cuando el país reducía su exposición al mundo debido a las disputas comerciales con EEUU, dice el reporte sobre el consumidor en China de McKinsey & Co. 2021.

Las cadenas de suministro “han madurado y sus capacidades de innovación mejoraron”.

El hecho de ser la mayor economía el mundo no ofrece ninguna ventaja automática sobre los demás, afirman los economistas, pero los países dependientes de la economía china lo notarán.

“No hay medallas de oro ni nada como eso”, dijo el director de CEBR, Douglas McWilliams. “Pero cuando uno tiene más dinero para gastar, aumenta la capacidad para ejercer influencia, y China podrá ejercer mucha influencia”.

China estará mejor situada para promover su iniciativa de la Franja y la Ruta, un esfuerzo de nueve años dirigido a establecer rutas de comercio terrestre y marítimo en Asia, Europa y África, en proyectos de infraestructura e inversiones.

“El resultado de la expectativa (de que China sobrepase económicamente a EEUU) será una política exterior del Partido Comunista Chino más audaz que busque resolver las disputas regionales a favor de China y quitar legitimidad al liderazgo regional y global de EEUU bajo la percepción de que China está destinada a sentar las nuevas reglas de relaciones internacionales”, explicó Denny Roy, del centro de estudios Este-Oeste, en Honolulu.