Donald TRUMP recibió a Kyle RITTENHOUSE en MAR-A-LAGO

Compartir en...
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email

Donald TRUMP se reúne con Kyle RITTENHOUSE, el chico que actuó en legítima defensa cuando accionó un arma contra tres hombres, durante los disturbios de Kenosha: «Habría muerto si no apretaba el gatillo».

Lo recibió recientemente en su resort de Florida y le manifestó que era un «seguidor» y a quien el exmandatario ha defendido diciendo que «no debería haber tenido que sufrir un juicio».

Según Trump, Rittenhouse, absuelto la semana pasada de varios cargos de homicidio por la muerte de dos personas durante las protestas de Kenosha en agosto del año pasado, le llamó para hacerle una visita.

«Quería saber si podía venir y saludar porque es un seguidor», ha afirmado Trump durante una entrevista para la cadena FOX News difundida este martes pero que habría sido grabada este lunes.

Así pues, el exmandatario estadounidense ha aseverado que Rittenhouse «no debería haber tenido que sufrir un juicio» por cargos de homicidio y ha apuntado a una «mala conducta» de la Fiscalía. «Iba a estar muerto si no apretaba el gatillo», ha defendido Trump.

En la noche del 25 de agosto de 2020, Rittenhouse, que entonces tenía 17 años, viajó desde Antioch, en el estado de Illinois, hasta Kenosha, en Wisconsin, para, aseguró, proteger la propiedad privada de los disturbios y saqueos en los que derivó la protesta por la muerte de Jacob Blake a manos de la Policía del estado.

El joven estadounidense ha sido declarado no culpable de los cinco cargos de los que había sido acusado: homicidio intencionado en primer grado, homicidio imprudente, intento de homicidio y otros dos cargos por delitos contra la seguridad pública por posesión de armas de fuego.

Los abogados de Rittenhouse centraron el caso en su derecho a defenderse ante la «amenaza» que supusieron los atacantes.