Donald Trump es descalificado para las elecciones presidenciales 2024 por la Corte Suprema de Colorado

Compartir en...
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email

A pesar de que Donald Trump no ha sido declarado culpable, y mucho menos condenado, la justicia de Colorado ha tomado una decisión insólita.

La decisión histórica de la Corte Suprema de Colorado de que Donald Trump no puede ocupar un cargo público bajo la disposición de la época de la Guerra Civil no tiene precedentes, y marca la primera vez que un tribunal determina que no es elegible para regresar a la Casa Blanca debido a su conducta en torno a la 6 de enero de 2021, ataque al Capitolio de EEUU. El fallo no se aplica fuera de Colorado, y el tribunal superior del estado suspendió su decisión hasta el 4 de enero, un día antes de la fecha límite para que la Secretaria de Estado de Colorado, Jena Griswold, certifique a los candidatos para las primarias del estado del 5 de marzo.

«Concluimos que debido a que el presidente Trump está descalificado para ocupar el cargo de presidente según la Sección Tres, sería un acto ilícito según el Código Electoral que el Secretario incluya al presidente Trump como candidato en la boleta primaria presidencial», escribió la mayoría del tribunal. «Por lo tanto, la Secretaria no puede incluir el nombre del presidente Trump en la boleta de las primarias presidenciales de 2024, ni puede contar los votos por escrito emitidos en su favor».

Se han presentado demandas que cuestionan la candidatura de Trump en más de 25 estados antes de las elecciones de 2024, aunque el caso de Colorado presentado en nombre de seis votantes marca la amenaza más inmediata a su campaña.

Es probable que Trump apele la decisión ante la Corte Suprema de EEUU, lo que generará un enfrentamiento de alto riesgo sobre su elegibilidad para postularse justo cuando los votantes de los primeros estados comienzan a emitir sus votos en las primarias republicanas. Al suspender su decisión, la Corte Suprema de Colorado dijo que si se solicita una revisión ante el tribunal más alto del país antes del 4 de enero, su suspensión se mantendrá y el secretario deberá incluir a Trump en la boleta primaria de 2024 hasta que la Corte Suprema de EEUU revise las normas judiciales.

El caso se suma a los problemas legales en curso que enfrentan Trump y su campaña presidencial, incluido un caso penal relacionado con las elecciones presidenciales de 2020 que irá a juicio en marzo si se le permite seguir adelante.

Sección 3 de la 14ª Enmienda

El caso de Colorado depende de si la Sección 3 de la 14ª Enmienda prohíbe a Trump ocupar el cargo más alto del país. La disposición tiene como objetivo impedir que quienes juraron apoyar la Constitución y participaron en la insurrección ocupen cargos estatales o federales.

El grupo Ciudadanos por la Responsabilidad y la Ética en Washington presentó una demanda en el tribunal estatal de Colorado en nombre de cuatro votantes republicanos y dos votantes no afiliados en septiembre, argumentando que las acciones de Trump relacionadas con el asalto del 6 de enero lo descalificaban bajo la Sección 3. Se presentaron docenas de demandas. En todo el país han planteado el mismo argumento, aunque varios ya han sido desestimados por los tribunales estatales.

En noviembre, un tribunal de primera instancia en Denver determinó que los acontecimientos del 6 de enero satisfacen la definición de insurrección y concluyó que Trump participó en la insurrección mediante incitación. La jueza Sarah B. Wallace finalmente determinó que el lenguaje de la Sección 3 no está claro en cuanto a si cubría la presidencia y al expresidente, y ordenó a Griswold incluir a Trump en la boleta de las primarias presidenciales del Partido Republicano.

La Corte Suprema de Colorado acordó revisar el fallo del tribunal de distrito y presentó argumentos en el caso a principios de este mes. Los jueces sopesaron si los acontecimientos del 6 de enero podían considerarse una «insurrección» y, de ser así, una en la que Trump «participó». También consideraron si el presidente es un «funcionario de los EEUU» según la Sección 3.

«Si era tan importante que se incluyera al presidente, vuelvo a la pregunta: ¿por qué no explicarlo detalladamente?». Preguntó el juez Carlos Samour. La sección 3 no enumera explícitamente la presidencia entre los cargos federales que un insurreccional no puede ocupar.

Sin embargo, el juez Richard Gabriel preguntó: «¿Cómo no es absurdo decir que cualquiera que participe en la insurrección no puede ocupar un cargo excepto el presidente, el ex presidente o el vicepresidente?».

Promulgada en 1868, la Sección 3 de la 14ª Enmienda buscaba impedir que los ex funcionarios civiles y militares confederados sirvieran en el gobierno federal o estatal, y fue invocada principalmente en los años posteriores a la Guerra Civil. Rara vez se ha utilizado en los tiempos modernos y nunca contra un ex presidente.

El motín del 6 de enero y las acusaciones de que Trump incitó al ataque, seguidas de su decisión de buscar un segundo mandato en la Casa Blanca, dieron lugar a demandas en más de la mitad de los estados que buscaban mantenerlo fuera de las urnas.

En Michigan, un juez dictaminó en noviembre en parte que corresponde al Congreso determinar si Trump está descalificado para ocupar un cargo público. El tribunal de apelaciones del estado confirmó el fallo del tribunal inferior la semana pasada, al determinar que el papel del secretario de estado en las primarias presidenciales es «principalmente el de administrador», y son los partidos políticos y los candidatos los que determinan a quién colocar en la boleta primaria.

«Incluso si Trump fuera descalificado para ocupar el cargo de presidente de EEUU por la Cláusula de Insurrección, nada impide que el Partido Republicano de Michigan lo identifique como candidato en las próximas elecciones primarias», concluyó un panel de tres jueces de la corte de apelaciones. Los votantes de Michigan que cuestionan la candidatura de Trump han apelado ante la corte suprema del estado.

 En Minnesota, el tribunal superior del estado desestimó una demanda que buscaba excluir a Trump de la boleta para las primarias republicanas porque es una «elección interna del partido para cumplir propósitos internos del partido» y no califica automáticamente al ganador para la boleta de las elecciones generales.

Sin embargo, la Corte Suprema de Minnesota dijo que los votantes podrían continuar con su caso con respecto a las elecciones generales después de las primarias estatales del 5 de marzo.