Corea del Norte amenaza con respuesta nuclear tras despliegue de submarinos estadounidenses

Compartir en...
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email

Las relaciones entre las dos Coreas se encuentran en uno de sus puntos más bajos, con la diplomacia estancada y el líder norcoreano, Kim Jong Un, pidiendo un mayor desarrollo de armas, incluidas las armas nucleares tácticas.

EEUU y Corea del Sur han intensificado las demostraciones de fuerza militar en respuesta, y un submarino estadounidense con capacidad nuclear hizo una escala en el puerto de Corea del Sur esta semana por primera vez desde 1981.

El ministro de Defensa de Pyongyang, Kang Sun Nam, dijo que la llegada al puerto de Busan de un submarino estadounidense de la clase Ohio «puede caer bajo las condiciones del uso de armas nucleares especificadas en la ley de la RPDC sobre la política de fuerza nuclear», refiriéndose a Corea del Norte.

Corea del Norte adoptó el año pasado una ley nuclear radical, que establece una serie de escenarios en los que podría usar sus armas nucleares, incluidos los ataques nucleares preventivos si se ve amenazado.

Kang dijo que la presencia del submarino era una «amenaza nuclear directa y no disimulada para la RPDC» y significaba que «las armas nucleares estratégicas se han desplegado en la península de Corea por primera vez después de 40 años».

«El lado militar estadounidense debe darse cuenta de que sus activos nucleares han entrado en aguas extremadamente peligrosas», dijo en un comunicado publicado por la Agencia Central de Noticias de Corea.

El presidente de Corea del Sur, Yoon Suk Yeol, visitó el miércoles el submarino clase Ohio y advirtió a Pyongyang que si usa armas nucleares contra el Sur, «conducirá a la desaparición de su régimen».

Los submarinos de clase Ohio pueden transportar hasta 20 misiles balísticos Trident II. La Marina de los EEUU normalmente no confirma si un submarino lleva armas nucleares antes de salir al mar.

Los aliados también celebraron su primera reunión del Grupo Consultivo Nuclear en Seúl el martes, para mejorar su respuesta conjunta a cualquier ataque nuclear de Corea del Norte.

Parece que el despliegue del submarino ha sacudido al Norte, dijo a la AFP Hong Min, investigador del Instituto Coreano para la Unificación Nacional.

«El mensaje de Pyongyang es que Estados Unidos y Corea del Sur están actuando de una manera que está acercando al Norte para que considere invocar sus pautas de uso de armas nucleares», dijo.

«El comentario de Yoon durante su visita al submarino mencionando el fin del régimen de Corea del Norte parece haber sacudido mucho a Pyongyang, lo que provocó que reaccionara de manera mucho más agresiva».

Corea del Norte ha llevado a cabo una serie de pruebas de armas prohibidas este año, incluido el lanzamiento dos veces de su nuevo misil balístico intercontinental de combustible sólido Hwasong-18.

Seúl y Washington han intensificado la cooperación en defensa en respuesta, organizando ejercicios militares conjuntos con aviones furtivos avanzados y activos estratégicos de EEUU.

Washington anunció por primera vez que desplegaría un submarino capaz de lanzar misiles balísticos con ojivas nucleares a la península de Corea en abril, mientras Yoon estaba en una visita de estado.

Corea del Norte se resiste a desplegar activos nucleares estadounidenses en la península de Corea.

Kang dijo que para Washington y Seúl, «cualquier uso de su fuerza militar contra la RPDC será su elección más miserable por la cual no tendrán espacio para pensar en su existencia nuevamente».

La declaración de Pyongyang se produce cuando se cree que un soldado estadounidense, Travis King, está bajo custodia de Corea del Norte después de cruzar la frontera durante un viaje turístico al Área de Seguridad Conjunta en la Zona Desmilitarizada el martes.

El Comando de las Naciones Unidas liderado por EEUU ha dicho que está trabajando con el ejército de Corea del Norte para «resolver este incidente».

Pero con las relaciones entre Pyongyang y Washington en uno de sus puntos más bajos en años, los expertos dicen que será difícil obtener acceso consular a King.

Además, casi todas las embajadas extranjeras en Pyongyang retiraron al personal extranjero después de que Corea del Norte cerrara sus fronteras en 2020 debido a la pandemia de COVID-19.

Eso incluye a Suecia, que maneja los asuntos consulares de EEUU en la capital de Corea del Norte.

Fuente: AFP.com