Atleta trans que hirió gravemente a una jugadora abandona el equipo ante la negativa de sus oponentes a jugar contra él

Compartir en...
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email

Los rivales se habían negado a jugar contra Francesca Needham, de 30 años, después de que le rompiera la rodilla a una jugadora mientras intentaba bloquear su disparo. Muchas afirmaron que estaban «aterrorizadas» de enfrentarse a Needham en el campo, según el Daily Mail.

Needham finalmente renunció al equipo Rossington Main Ladies en Doncaster, South Yorkshire, diciendo que lo hizo por el bien del equipo después de que muchos oponentes se negaron a jugar con ellos. Pero no estaba contento de renunciar.

En una declaración a la página de Facebook del equipo, Needham denunció el hecho de que «enfrentó desafíos de equipos que no estaban dispuestos a jugar contra nosotros mientras yo estaba en el campo».

Continuó advirtiendo sobre acciones legales:

“Esta desafortunada circunstancia me ha llevado a investigar un caso de discriminación, ya que creo que representa una violación de un código de conducta en materia de diversidad e inclusión, así como de protección de los adultos en el fútbol establecido tanto por la Asociación de Fútbol como por la Sheffield y Liga de Mujeres y Niñas de Hallamshire”, escribió.

«Es desalentador», continuó Needham, «reconocer que esta situación contradice todo lo establecido en las políticas de diversidad e inclusión, dado que he cumplido diligentemente todos los requisitos establecidos por la Asociación de Fútbol para jugar».

Espero sinceramente que este problema de discriminación percibida contra mí pueda resolverse pacífica y rápidamente», concluyó.

Rossington Main Ladies le dio a Needham todo su respaldo, y ¿por qué no?, no enfrentan lesiones en el campo a manos de Needham. Sus oponentes sí.

Un entrenador de un equipo contrario, que pidió a los medios que no lo nombraran, señaló que Needham es un jugador grande y poderoso cuyo tamaño asustaba a sus oponentes.

«Era obvio», dijo el entrenador al Mail“Desafortunadamente, la FA (Football Association) permitió que sucediera pero no dejó que nadie lo supiera. Es una jugadora bastante grande y fuerte. La gente se ha negado a jugar porque les preocupa la seguridad de las jugadoras”.

“Mis jugadoras se retiraban de los desafíos porque psicológicamente es algo muy importante cuando juegas contra un hombre biológico, da bastante miedo. Estaban aterrorizados”, añadió.

Otro entrenador de la liga dijo que tiene adolescentes en su equipo y los padres no estaban contentos con la inclusión de Needham.

«Tengo jugadores de 16 y 17 años jugando para mí, y sus padres no estaban muy dispuestos a poner en riesgo su bienestar», dijo, añadiendo que se trata de una cuestión de «bienestar» y seguridad, no una «cuestión transgénero».

La liga femenina, sin embargo, aprobó la candidatura de Needham para jugar en la liga e insistió en que había cumplido con sus reglas sobre los niveles de testosterona y otros requisitos transgénero.