2000 mulas – Tráfico de votos y el fraude en EEUU

Compartir en...
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email

Se ha estrenado el documental ‘2000 Mules’ (2000 mulas) en más de 200 cines de los Estados Unidos, el cual proporciona evidencia y respuestas a las elecciones robadas del 2020. Hace referencia a las personas (mulas) que cargaron cientos de boletas de votos falsos, depositándolas en los buzones para votos por correo.  Se proporcionan pruebas de geolocalización de estas mulas y videos donde demócratas traficaron votos para robar las elecciones presidenciales del 2020. Una bomba que no pasará desapercibida.

Demócratas que apoyan el régimen de Biden ya han salido a atacar y deslegitimar el documental diciendo que se basa en «suposiciones erróneas, y análisis inadecuados». Lo cierto es que la realidad es una, y la izquierda globalista teme que se difunda la verdad, de allí su ansiedad por cancelar todo aquello que se oponga a sus fraudes y relatos. El asunto de la Laptop de Hunter Biden, fue calificada por 2 años de teorías conspirativas de Trump o rusos, y ahora se ha revelado que realmente existe y su contenido se esta difundiendo.

Desde que Trump fue derrocado por una elección basada en un fraude masivo, se ridiculizó al republicano como un mal perdedor. Fue la prensa, antes que la ley quien dio la victoria de la elección a Joe Biden.

Quien ama la democracia y no acepta intervencionismos ni fraudes de ningún tipo debió estudiar las denuncias de fraude electoral, pero el sesgo ideológico borró absolutamente el deseo de tener elecciones limpias. El candidato puesto a dedo por los globalistas debía ser el ganador a como de lugar. Lo demás se torció por la fuerza de un relato totalitario de la prensa progresista, que actuó durante 4 años como el verdadero partido de la oposición.

El director del documental D’Souza afirmó que pueden haber estado involucradas hasta 400,000 boletas, «más que suficiente para inclinar la balanza en las elecciones presidenciales de 2020».

El expresidente Donald Trump , quien afirmó que él era el verdadero ganador de las elecciones de 2020, elogió la película por exponer un «gran fraude electoral» y realizó una proyección de la película en su resort de Mar-a-Lago.

La organización True The Vote, fueron quienes obtuvieron todos los datos que son evidencia del tráfico masivo de boletas de votos. Revelaron que a fin de mes pondrán a disposición de todos los estadounidenses los resultados de sus hallazgos.

Vale recordar que cuando comenzaron las acusaciones de fraude masivo, los norteamericanos preocupados por un robo electoral se organizaron en torno al grito de batalla «Stop the steal» (detengan el robo), y un grupo de Facebook para recolectar testimonios no solo de republicanos, sino también de demócratas. En el transcurso de mi investigación que me llevó a escribir los dos tomos de «Trump contra el globalismo», vi personalmente numerosos videos de valiosos casos. Inmediatamente la red social del ultraglobalista Mark Zuckerberg que había apoyado en palabra y con fondos a Joe Biden, comenzó a bloquear a todo aquel que denunciara el fraude. El grupo «Stop the Steal» recibió cientos de miles de miembros que ingresaron en pocas horas y queriendo contar sus historias, compartiendo sus videos, denunciando y averiguando que era lo que sucedía. El grupo entero fue simplemente eliminado el 5 de noviembre, un día después de ser creado.

Las cuentas de twitter del presidente y cientos de miles de republicanos fueron eliminadas. Fue un gran golpe a la democracia, a la libertad, y un intervencionismo brutal contra el orden democrático. El Big Tech reveló ya sin disimulo que jugaba de manera parcial y saboteaba las elecciones y las investigaciones espontáneas. La fuerza del Big Tech y el Big Media, lograron caricaturizar a Trump como si él fuese quien ponia en peligro la democracia con sus «acusaciones falsas». La impotencia y la rabia de millones de republicanos fueron los motores ocultos de la pacífica e histórica ocupación del capitolio el 6 de enero del 2021 para evitar la certificación de los resultados.

Parece que el telón del show aún no se ha cerrado.

Este nuevo documental promete volver despertar los reclamos sobre el fraude electoral y acercando a  Donald Trump nuevamente a la Casa Blanca.

Por Theo Belok, analista geopolítico y escritor del libro “Trump contra el Globalismo”.